Seguidores:

miércoles, 6 de junio de 2012

161.

Soy de las que no suelen echar las cosas de menos. Lo justo, las personas verdaderamente importantes, hayan sido buenas o malas. Si algo echo de menos es a mi querido amigo el tabaco, a ver, mis pulmones no estaban lo suficientemente podridos como para dejarlo pero yo tenía que hacer deporte. Echo de menos el humo saliendo por mi boca y la sensación de tranquilidad que conseguía aportarme ¿Por qué te alejaría de mi vida? Ah sí, que matas.

1 comentario:

  1. La solución es buscar otra cosa que te aporte tranquilidad :)

    ResponderEliminar